Rotos de dolor, comparten los últimos momentos de vida de su hija para concienciar sobre la donación de órganos

Un momento tan duro como los últimos momentos de vida de un hijo es un dolor que suele vivirse en la intimidad. Pero a pesar de la profundal angustia por la estaban atravesando, Kristi y Justin Rogers quisieron compartirlo por una causa mayor: crear conciencia sobre la donación de órganos para que otras familias no tengan que pasar por lo mismo.

Hace ya un tiempo su hija Adalynn Grace, de dos años, murió a causa de complicaciones derivadas de un defecto cardíaco congénito con el que nació, mientras esperaba recibir un transplante de Corazon que nunca llego.

La malformación cardíaca fue detectada con 32 semanas de gestación: una de las camaras del corazón, la izquierda, no se habia desarrollado y no era capaz de bombear la sangre correctamente. Dos días después de nacer, Adalynn fue sometida a su primera cirugía de corazón, y cinco meses despues, a la segunda. Mientras tanto sobrevivía con una bomba mecánica implantada dentro del tórax y examines periódicos cada cuatro y seis meses.

Pero en noviembre sufrió un fallo cardíaco grave, y los médicos les advirtieron que la niña necesitaría un transplante de corazón para sobrevivir. sin embargo, desafortunadamente el corazón no llego a tiemo; el fallo le produjo un daño cerebral severo por falta de oxígeno.

Una vez que decidieron retirar el soporte vital, los padres pidieron a la fotógrafa Suha Dabit que les realizara una sesión de fotos por sugerencia de un trabajador social. Casualmente, Suha es madre de una niña que recibió un transplante de corazón y la fundadora de World of Broken Hearts.

»Cuando pedimos que se tomaran las fotografías, no fue con la idea de compartirlas, sino con el fin de recorder los últimos momentos de nuestra hija. Pero después pensamos que podría ayudar a más personas».

Lo hacen con la convicción de que al compartir su péerdida, lograrán hacer más visible la condición que se llevo la vida de su hija y concienciar sobre la importancia de la donación de órganos.

Quisieron documentar los momentos finales de la niña, mientras la pareja y sus otros tres hijos (de siete y cinco años y un bebé nacido el pasado año) se despedían de ella. Una triste y conmovedora historia con un potente mensaje de solidaridad.

La donación de órganos

Precisamente esta semana conocimos la decision de holanda de convertir a todos sus ciudadanos mayores de 18 años en donantes de órganos, except que dejen por escrito lo contrario.

La noticia levantó revuelo y varios se llevaron las manos a la Cabeza, pero aunque muchos no lo sepamos, en españa sucede lo mismo. En nuestro país, líder mundial en donación de órganos, la ley lo deja claro: todos somos donantes de órganos, salvo que manifestemos lo contrario de manera expresa y por escrito. Sin embargo, en la práctica es voluntario, ya que se les pregunta a los familiars (en caso de menores de edad, a los padres), quienes en caso de oponerse, quedaría sin efecto la donación.

La legislación no es la única responsable de que españa lleve 26 años a la Cabeza en donaciones. L a solidaridad de los ciudadanos es clave en el proceso y ha contribuído en gran medida a que en los últimos tres años se haya registradp el mayor incremento en donaciones de la historia, con una subida del 30%.

La donación de órganos es una de las mayores muestras de generosidad que puede haber, sobre todo cuando hay bebés o niños de por medio. No Podemos dejar de recordar el preciso gesto de una madre que decidió dar a luz a su bebé con anencefalia para donar sus órganos, quien sabiendo que no sobreviviría decidío continuar con el embarazo para donar los órganos de su bebé cuando naciera.

Leave a Reply